Torre Bellesguard
Dirección
Carrer Bellesguard, 16-20.

08022 Barcelona
Horarios
Horario de invierno: Del 1 de noviembre al 31 de marzo: de lunes a sábado, de 10h a 15h (última entrada a las 14:30)

Horario de verano: Del 1 de abril al 31 de octubre: de lunes a sábado, de 10h a 19h

(última entrada a las 18:30)

Cerrado: Todos los domingos del año. 1 y 6 de enero, 25 y 26 de diciembre.
Información
Tel.: +34 93 250 40 93

reserva@bellesguardgaudi.com

www.bellesguardgaudi.com
Precios y descuentos
Visita Guiada.

Visita exclusiva amb un guia de Bellesguard.

Adultos: 16€.

Estudiantes y jubilados: 12,80 €.

De 0 a 8 años: gratuito.

Visita Audioguiada.

Visita libre con audioguía.

Adultos: 9€.

Estudiantes y jubilados: 7’20€.

De 0 a 8 anys: gratuito.

Descuento de la Ruta del Modernismo: 20% sobre el precio de adulto en todas las modalidades de visita.
Descripción
El proyecto, que Gaudí realizó para Maria Sagués, es de 1900, y la construcción se finalizó en 1902. Estos dos años se consideran la línea divisoria, el paso del ecuador entre su obra de juventud y su obra de madurez. El arquitecto supo integrar plenamente el edificio en su entorno natural y paisajístico y respetar al mismo tiempo el legado histórico de la finca. Las ruinas medievales de Bellesguard, la residencia de verano del rey Martín I, último monarca de la dinastía de los Barcelona, sirvieron como punto de partida para definir la obra y, a la vez, dignificar los restos históricos. Gaudí construyó el edificio como un pequeño castillo medieval de estilo gótico: la fachada está revestida con pizarra de tonalidades grises y verdes, decorada con una especie de almohadillado de piezas cuadradas, y salpicada por un gran número de ventanas y ventanales con arcos lobulados. Más de un siglo después de su construcción, el edificio continúa siendo una residencia particular. En sus inmediaciones se pueden contemplar los arcos del viaducto que Gaudí construyó entre 1903 y 1905 para consolidar la calle que conducía al cementerio de Sant Gervasi y que rodea el Chalé Bellesguard. Los diez arcos, poco conocidos, son contemporáneos y muy similares a los que el arquitecto diseñó para el Park Güell.